Familia DRÄXLMAIER

Asumir la responsabilidad
juntos

“Tenemos que ser fieles a los valores que siempre nos han caracterizado: la cooperación dentro de la empresa; pensar y actuar el uno por el otro y conjuntamente; y fiabilidad absoluta.”

Fritz Dräxlmaier senior, fundador de la empresa

Responsabilidad

Actuar de forma responsable

Con nuestros productos e innovaciones, hacemos una contribución sustancial para que la movilidad individual cumpla con los crecientes requisitos ecológicos del futuro. Asumimos la responsabilidad de cumplir con los principios éticos y las directrices para la seguridad industrial y la protección de la salud en todas nuestras plantas a nivel mundial, y nos consideramos un colaborador en las regiones en las que operamos. Por esta razón, DRÄXLMAIER apoya a asociaciones e instituciones de todo el mundo a través de actividades como donaciones, patrocinios y programas de voluntariado en nuestras empresas.

Lo que hacemos

Los principios
que nos guían

Productos sostenibles

Los productos ecológicos eficientes reflejan el USP del Grupo DRÄXLMAIER y generan, por lo tanto, un valor añadido para nuestros clientes. Nuestra visión de los productos sostenibles incluye criterios sociales y ecológicos desde la adquisición de materiales hasta la entrega del producto. Queremos identificar y evaluar los efectos ecológicos de nuestros materiales y procesos usados y mejorarlos continuamente.

Cambio climático

Nos comprometemos a seguir los objetivos del Acuerdo Climático de París y a ahorrar con conciencia climática a más tardar en 2050 mediante la consecuente reducción en emisiones de carbono. Las medidas estratégicas de eficiencia en la logística y la producción, así como la fuente ecológica de energía en nuestras plantas son nuestros objetivos que consideramos obligación.

Responsabilidad social

Las personas siempre están en el centro de nuestras acciones. Mostramos responsabilidad por nuestros empleados y sus familias. Además, nos esforzamos activamente por las necesidades de las personas en las cadenas de suministro. Los principios rectores de las Naciones Unidas para la economía y los derechos humanos flanquean nuestras acciones.